jueves, 11 de febrero de 2010

La Hiospitalización de un Trasplantado de Hígado

La Hospitalización de un trasplantado de Hígado
Las amenazas agoreras del pasado… ¡No se cumplieron!
No hubo Paros Cardiacos, Bronconeumonías, Sepsis… ¡Nada!
Llegué al Servicio de Hospitalización de Cirugía y Trasplante de Hígado,
El box 503, es un ambiente cerrado con Vidrio, cuenta con aire acondicionado y está adjunto al Star de Enfermería y sólo se accede con guantes, gorro y bata estériles, el urinario es un Papagayo personal y el baño se encuentra alejado
Aquí nos atienden con mucho afecto, un selecto grupo de Enfermeras, especializadas en este tipo de pacientes, que monitorean toda nuestras actividades y están atentas a todas nuestras solicitudes y necesidades y trabajan en función a normas ya establecidas, poco a poco recobraba mi autonomía,
que emoción cuando el 18 de octubre me bañé y el agua calientita recorría mi cuerpo,
cuando trajeron mi dieta completa, ¡ arroz con pollo!,¡Es el Cielo!,- dije – y comí.
Cuando me retiraron los drenes y Sonda Urinaria ¡Que emoción!,..¡Que alivio!
¡que alegre me sentía cuando miccionaba en el Papagayo
cuando ingería gelatina, mazamorra, anís o algún refresco… ¡Que dicha!,
un día trajeron Naranja ¡se han equivocado!,-dije-, igual la comí antes que la retiren,
son pequeñeces, para algunos intrascendentes…porque nunca han sufrido este dolor Uno recién los valora cuando está, en estas cinrcunstacias.
Recibí valiosas visitas, llegó nuevamente Karín- como mamá- de sus hijos Miguel y Pilar,… ¡tantos recuerdos!, pero estaba vivo para seguir gozándolos,
igualmente llegaron Silvia- mi hermana- que tanto me ha apoyado afectiva y económicamente, acompañada de su esposo el Dr. Hugo Peña Camarena,
así mismo llegó Cecilia, que se había ofrecido para ser Donante Vivo,
llegó José Rodríguez Tineo, leal amigo, llegó la Dra. Amelia Cerrate gigante, emblema de amistad y solidaridad, en la profesión Médica
El Domingo 19 de Octubre, desperté temprano, estaba feliz, el Dr. Carrasco, me había permitido dar un paseo por el Hospital, era mi 4º día Post-Operatorio, ¡Y Cumplió!
las enfermeras me dieron el tratamiento matutino desayuné y a mediodía acompañado de toda la familia, abandoné el box de Hospitalización… ¡Por primera Vez!,
con gorro, guantes y mascarilla, avanzaba en silla de ruedas, por los pasadizos del Hospital, concitando curiosidad en algunos transeúntes,
llegamos a la capilla pero estaba cerrada,
nos dirigimos a un parque en el interior del Hospital,
pedía que me expongan al Sol, quería sentir su calor,
pedía que me paseen por todo el parque, me tomaba fotos con todos, saludaba a los que pasaban cerca, hablaba por teléfono,
me paré, caminé un momento…,conversaba y reía
Tarareaba ¡Como no creer en Dios! Y ¡De colores, de colores se viste la Vida…!
¡Doy Gracias a la Vida, que me ha dado tanto…!
¡Está como loquito!-decía- mi familia
¡Si estoy Loco! Pero de Felicidad
No todos Resucitan 2 veces, No todos nacen tres veces
A las 5 de la tarde, regresé al Box…

Fuente del artículo http://www.articulo.org/1579/miguel_palacios

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Entregado por FeedBurner