jueves, 11 de febrero de 2010

Dios vestido de donante

Hace unos meses, estaba en el Instituto Nacional del Cáncer de México, Karin se acercó y distinguí sus ojos llorosos y rojos, sus labios temblaban, estiró sus manitos y me dio unos papeles, decían con letra negrita y grande “Hepatocarcinoma y abundante desmoplasia”, la abracé muy fuerte y se echó a llorar, recordé a Calderón de la Barca…¡Esto es un sueño!, ¡la Vida es sueño!-repetía-, pero la verdad- prosaica por naturaleza- estaba ahí, el sueño seguía, cuando el hepatólogo, nos dijo ”radiofrecuencia al tumor y en 3 meses Trasplante de Hígado”, ahora los labios que temblaban eran los míos ¿Un Trasplante? –Dije-... ¡Si, así es! Busque un DONANTE VIVO.
Regresé al Perú y pensábamos con Maruja… ¿un donante vivo?... ¡Imposible!, la noticia se difundió entre mis amigos y familia, el mensaje implícito era ¡Se necesita un donante vivo que ceda un lóbulo del Hígado para trasplantarlo al Dr. Palacios!...a los pocos días se acercó Cesar Gálvez de la Matta y así como la poesía de Becker, de manera breve, seca y natural me dijo “doctor yo quiero donar el Hígado”, me quedé perplejo…¡Estas loco!-le dije-, me abrazó y me dijo “No puedes morir doctor ”, yo le había traído al mundo a sus 5 hijos…el Comité de Trasplantes lo rechazó por su edad(tenía 59 años), días después Cesar se apareció con Rosario y Mabel Pastor Vega, hermanas cuarentonas, a la menor de ellas le salvé la vida en 1987 cuando llegó moribunda a Emergencia del Hospital Regional y ahora ahí estaban ofreciendo un segmento de su Hígado, ¿están locas?-les dije-, sonrieron---¡Dios Mío, no me despiertes!- recordé a Rotterdam en su “Elogio de la locura”, esto es una locura, el comité les explicó con crudeza lo que significaba su ofrecimiento, insistieron y pasaron su analítica, fueron rechazadas ambas por Esteatosis Hepática, Obesidad leve a Moderada, ¿Qué sentía Yo?...¡Incredulidad!, días después Cesar Gálvez llegó con un obrero cañero Carlos García Angulo, tenía dos hijos, llegó acompañado de su esposa, quien me abrazaba muy agradecida, me contó que un día llegó al Consultorio llorando porque en el Hospital le habían dicho que su hijo no tenía latidos, al hacerle la Ecografía le dije ¡Si late ¡…aún late, está bradicárdico, pero late, ¡está agonizando, hay que Operarte!, recordó que me dijo “doctorr no tengo plata”, dice que la subí a mi carro, la llevé a la Clínica y la Operé, con el Dr. Alvarado, la Dra. Tapia Seminario y el Dr. Hugo Peña, regalándole las medicinas y eximiéndole de todo pago… su hijo se salvó, después tuvieron una niña y ahora querían ayudar, me quedé perplejo, fue evaluado, pasó todos las pruebas, incluyendo Tomografía…pero no tenía DNI, ni Pasaporte, ningún Carné, Boleta…¡nada!… se coordinó para que los obtuviera, en ese lapso viajé a México por que allá Karin había conseguido otro donante, un amigo nuestro, era el joven Jorge Arévalo Olvera, igual pasó todos los controles excepto la Angio-tomografía, no había similitud de calibres de los vasos sanguíneos, tras 20 días de coordinación con el Dr., Juan Carlos Rodríguez Sancho- el Cirujano jefe de Trasplantes en Guadalajara- regresé al País, porque había un sexto donante era mi primo Martín Javier Trelles Alvarado, 38 años, soltero, fue sometido a todas la pruebas, las que pasó sin dificultad, él era mi donante salvador y cuando ya casi celebrabamos… la embajada Mexicana le negó la Visa…¡ apelamos y solicitamos una Visa humanitaria!…también le negaron,…Ríndete Miguel, ríndete ya…gritaban las tinieblas, una noche cuando ya agonizaba Ana Cecilia me dijo “Hermano yo seré tu donante” estaba acompañada de su única hija Alia Ibrahim, las miré y la joven musitó “Si tío, estamos de acuerdo”, el comité conversó con nuestros ancianos padres quienes también estaban de acuerdo, pasó todos los exámenes sin dificultad y fue declarada APTA, le dieron la Visa y sacamos pasaje para el 20 de Octubre del 2008, el trasplante sería en México el 1 de noviembre, el Hospital Civil de Guadalajara y el Cirujano Juan Carlos, me habían exonerado generosamente de todos los gastos…yo contaba las horas, pero el 14 de octubre un joven era declarado en Muerte Encefálica tras un accidente de tránsito, la familia fue informada de la irreversibilidad de su muerte y la posibilidad que sus órganos sirvan para salvar otras vidas…y sin meditarlo ¡Aceptaron!, este anónimo joven donó sus dos riñones, sus corneas, médula e Hígado, 6 personas fuimos intervenidos desde las 3 de la madrugada del 15 de Octubre, por el Dr. José Carlos Chaman, Eduardo Anchante, Carlos Rondón, E. Palomino, Martín Padilla, Félix Carrasco, Cecilia Yeren … en el Hospital Nacional “Guillermo Almenara” de Lima-Perú-… y ahora los 6 sonreímos…¡Esto es una Donación de Órganos!, un acto generoso, gratuito y voluntario que evita que los órganos sanos de un paciente con Muerte cerebral se pudran y al contrario den vida a pacientes con enfermedades terminales que sólo se salvarían gracias a esta donación y en mi caso pude, además, sentir la inmensa dicha de recibir el agradecimiento dramático de mis pacientes que ofrecían su Hígado ¡Si, su Hígado! en reconocimiento de una acción espontánea que había realizado en el ejercicio de mi profesión, era el sueño de Ambrosio Paré, el Padre de la Cirugía Francesa, que sólo soñaba con recibir el agradecimiento de sus pacientes, algún día podré morir como él.

Fuente del artículo http://www.articulo.org/1579/miguel_palacios
SOBRE EL AUTOR

SUBSCRÍBASE
A SU FEED
Miguel PalaciosYo nací, en un pueblo lejano, en las faldas de un cerro ¡Hace ya tantos años!,Yo nací de espaldas al Mar y a los desiertos de Piura,aprendí a hablar con la lluvia, Yo crecí en Casas de Adobe, oliendo el sudor y el dolor de los pobres...Soy Médico, especialista en Ginecología y Obstetricia,escribo porque me gusta hacerlo, no me demanda grandes dificultades,son efluvios hechos versos, hechos prosa,No me considero Poeta, ni Escritor,modestamente un escribidor de Historias, soy...
Ver perfil completo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ingrese su dirección de correo electrónico:

Entregado por FeedBurner